domingo, 7 de junio de 2009

LA ACCIÓN DOCENTE Y SU EFECTIVIDAD

La acción docente y su efectividad.

1- ¿ Cómo ha sido definido un profesor efectivo?

Rp: El profesor ha sido definido como “un docente que presenta comportamiento positivos en relación a promover el rendimiento académico para lograr que todos o casi todos los alumnos, independientemente de su clase social o entorno familiar, logren objetivos de aprendizaje”

2- ¿ Qué presenta el modelo de Análisis de la Acción Docente?

Rp: Este modelo presenta en forma separada tres componentes que caracterizan la acción del profesor. En primer lugar, figuran sus rasgos personales, su dotación individual que le da fisonomía como profesional. En segundo lugar, el profesor interactúa con un grupo humano, por lo tanto, requiere capacidades para conducirlo y manejar las relaciones profesor-alumno que permiten la existencia del “clima de aprendizaje” que facilita su tarea. En tercer lugar, hay un conjunto de habilidades que inciden en la conducción del proceso enseñanza-aprendizaje, aspecto relevante de su quehacer, por el cual suele ser juzgado por sus pares y superiores.

3- ¿ Cuáles son los rasgos y competencias que caracterizan una conducción grupal efectiva en situación enseñanza-aprendizaje?

Rp: En cuanto a las competencias necesarias para la conducción grupal, los rasgos relevantes dicen relación, en primera instancia, con la capacidad del profesor para establecer en la sala de clases un ambiente de trabajo, en el cual haya orden, alegría y participación de todos en función de tareas desafiantes y al alcance de cada uno de los alumnos. El profesor promueve condiciones que faciliten la atención y concentración, permitiendo un clima de libertad sin que se altere el ambiente de trabajo. Además, se preocupa por el cumplimiento de las normas de convivencia grupal y académica, generadas participativamente y asumidas por todos. En segundo lugar, se destaca la capacidad del profesor para establecer un clima efectivo, estimulante de las relaciones interpersonales en la sala de clases y fuera de ella. El profesor mantiene un trato personal con sus alumnos, preocupándose por cada uno de ellos, estando atento a sus reacciones. Interpreta en forma cariñosa, cordial y coloquial dirigiéndose a cada uno por su nombre, expresando confianza en ellos y apoyándolos positivamente. Si bien el profesor se muestra como una persona cercana y auténtica, es capaz de mantener la disciplina haciéndose “respetar por su sola presencia”. En tercer lugar, hace relación con la conducción del grupo curso, se refiere a la capacidad para propiciar y reforzar la participación permanente de los alumnos, aceptando aportes y preguntas de todos ellos, atendiendo a consultas individuales sin desvincularse del grupo total, reforzando logros y respuestas correctas, haciendo distinciones entre los diferentes grados de la calidad de las mismas.

Y por último, el profesor efectivo es aquel que es capaz de reconocer e interpretar fácilmente patrones de comportamiento grupal, invirtiendo en forma específica y oportuna ante comportamientos disruptivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada